Una nueva técnica permite diagnosticar la tuberculosis extrapulmonar en dos horas

La Dra. Raquel Mover, el Dr. Rogelio Martín y el Dr. Fernando Alcaide, del Servicio de Microbiología del HUB, han publicado, hace unos meses, en la revista Journal of Clinical Microbiology el artículo Effectiveness of an integrated real-time PCR method for detection of the Mycobacterium tuberculosis complex in smear-negative extrapulmonary samples in an area of ​​low tuberculosis prevalence.

Además de la dificultad diagnóstica de la tuberculosis en general (poca sensibilidad con los métodos convencionales de detección directa y lentitud de crecimiento de la bacteria en los medios de cultivo artificiales), la extrapulmonar tiene dos problemas diagnósticos añadidos: la manifestación clínica atípica de la enfermedad en estas formas no respiratorias, y la escasa carga bacteriana presente en las muestras extrapulmonares.

La técnica diagnóstica analizada en este trabajo, llamada Xpert MTB / RIF, que detecta simultáneamente el bacilo de Koch y la resistencia a la rifampicina, ya había sido inicialmente evaluada e implantada como rutina en el año 2010 para el diagnóstico de la tuberculosis pulmonar. Su precio, acordado con los organismos mundiales de salud pública, oscila entre los 60 y 70 € que cuesta en los países occidentales y entre los 10 y 15 $ a los que se vende en países emergentes donde la tuberculosis es un problema de salud pública mucho más importante.

Los resultados de este estudio han sido determinantes en la decisión de incorporar esta técnica en la rutina asistencial para el diagnóstico de casos de alta sospecha de tuberculosis extrapulmonar donde la microscopía no es capaz de revelar la presencia del bacilo de Koch.

Este estudio pone de manifiesto la utilidad de una nueva técnica de biología molecular en el diagnóstico rápido (apenas dos horas desde la recepción de la muestra) de la tuberculosis extrapulmonar. Además de la detección de la bacteria causante de la tuberculosis, la técnica permite determinar si la bacteria es resistente a uno de los antibióticos más importantes utilizados en la pauta farmacológica, la rifampicina, lo que permite adaptar el tratamiento desde un inicio.

La tuberculosis es una de las enfermedades infecciosas más importantes en la actualidad, hasta el punto que se calcula que un tercio de la población mundial está infectada por el bacilo de Koch. En Cataluña, la incidencia es de 18 casos notificados por cada 100.000 habitantes, una tasa alta en comparación con otras regiones de Europa occidental (tasas de 4,5 en Alemania, de 4,3 en Francia o de 2,8 por cada 100.000 habitantes en Italia, por ejemplo).

Aunque la mayoría de casos son de afectación pulmonar, los casos de tuberculosis extrapulmonar (que incluye las diferentes formas clínicas que el bacilo de Koch puede producir también fuera del tracto respiratorio) han aumentado en los últimos años. Así, en Cataluña, el año 2011, un 31,3% de todos los casos de tuberculosis fueron de afectación exclusivamente extrapulmonar, y un 11,9% eran casos con afectación pulmonar y extrapulmonar.

El estudio fue realizado en 108 muestras no respiratorias, de diferente origen, pertenecientes a pacientes con tuberculosis extrapulmonar donde la microscopía no conseguía detectar la presencia de la bacteria. Tal como explica la Dra. Raquel Mover, “el hecho de que, en casi el 60% de los casos, esta técnica fue capaz de detectar el bacilo y, por tanto, diagnosticar la enfermedad de manera precoz pone de manifiesto su utilidad en este tipo de muestras más difíciles, especialmente en líquidos no estériles (como aspirados gástricos y orina), nódulos linfáticos o abscesos “.

Este artículo ha sido recientemente elegido por una comisión de la Universidad de Harvard para formar parte de una revisión de la OMS sobre la utilidad de este sistema para el diagnóstico de tuberculosis extrapulmonar.

Puede acceder al artículo clicando aquí.

Febrero 2013

Notícies relacionades |Noticias relacionadas | Related news

Comments are closed.

Home | eHub | Email