• Alrededor del 5% de la población general padece incontinencia fecal leve o moderada.
  • El Hospital Universitario de Bellvitge acoge una jornada de cirugía colorrectal en directo para presentar las técnicas más innovadoras en el marco del Curso de Actualización y Formación en Cirugía Colorrectal.
  • La utilización de pequeñas prótesis situadas en el esfínter anal y que actúan como una parte anatómica se presenta como una importante alternativa en aquellos casos que no son candidatos a cirugía.
  • Una nueva cirugía mínimamente invasiva aborda el problema de hemorroides y disminuye al mínimo el dolor y las posibilidades de complicaciones, sin dejar cicatriz.

En los últimos años han aparecido innovadoras técnicas en el campo de la coloproctología destinadas a mejorar el tratamiento quirúrgico de las enfermedades colorrectales, siempre utilizando la mínima invasión necesaria. En algunas ocasiones, estos avances no sólo mejoran el tratamiento convencional, sino que permiten tratar casos que antes no podían ser intervenidos. En este sentido, una nueva técnica llamada Gatekeeper permite tratar a pacientes con incontinencia fecal leve o moderada, una enfermedad que en nuestro país afecta a alrededor del 5% de la población general.

La innovadora técnica utiliza pequeñas prótesis que son introducidas entre los dos esfínteres anales, las cuales se expanden y forman un volumen para mantener el ano más cerrado. “Con esta técnica conseguimos tratar la incontinencia fecal leve y moderada sin realizar cirugía invasiva. Antes, los pacientes sin una ruptura de esfínter no eran candidatos a la cirugía convencional y sólo se les podía ofrecer tratamiento farmacológico y rehabilitación. Ahora, con este nuevo procedimiento, abordamos la enfermedad de manera definitiva”, explica el Dr. Sebastiano Biondo, jefe del Servicio de Cirugía General y Digestiva del Hospital Universitario de Bellvitge, centro pionero en utilizar esta técnica desde hace un año y medio. Las prótesis, que hacen una función similar a las hemorroides sanas, se adaptan al cuerpo de manera natural sin mostrar ningún tipo de rechazo ni complicación.

El próximo miércoles 22 de octubre, el Hospital Universitario de Bellvitge acoge una jornada de cirugía colorrectal en directo para presentar las técnicas más innovadoras de que se dispone en la actualidad. En el marco de la segunda edición del Curso de Actualización y Formación en Cirugía Colorrectal, a lo largo del día se emitirán en directo diferentes intervenciones lideradas por expertos nacionales e internacionales, algunos de los cirujanos más reconocidos en el campo de la coloproctología, los cuales mostrarán las técnicas más avanzadas en esta especialidad. “Para poder realizar estas nuevas técnicas se necesita un buen conocimiento y formación previa. El objetivo del curso es difundir los tratamientos para que otros hospitales los alcancen y así se pueda beneficiar el mayor número de pacientes”, indica el Dr. Biondo, codirector del curso con el Dr. Espin, jefe clínico de la Unidad de Coloproctología del Hospital Universitario Vall d’Hebron. Además, el hospital realiza durante todo el año talleres de formación en estas nuevas técnicas, como son el Gatekeeper y el TDH, para cirujanos nacionales e internacionales.

El TDH es una nueva cirugía mínimamente invasiva para el tratamiento de las hemorroides de grado tres y cuatro. Esta técnica no elimina las hemorroides, práctica habitual en la cirugía convencional, sino que consiste en hacer una ligadura de las arterias hemorroidales para recolocarlas en su posición anatómica natural. “El problema de eliminar las hemorroides es que estas pueden prolapsar y sangrar. Por ello, con este abordaje lo que hacemos es disminuir su volumen y llevarlas a su posición natural, evitando así estas complicaciones, la posibilidad de estenosis e incontinencia, todo sin dejar cicatriz y provocando el mínimo dolor en el paciente”, explica el Dr. Biondo. Algunos estudios concluyen que la hemorroidectomía clásica puede provocar incontinencia fecal hasta en un 10% de pacientes operados.

Para realizar el TDH, el doctor utiliza un dispositivo de última generación que incorpora un doppler para poder buscar con exactitud los vasos de las hemorroides. Una vez localizados los vasos, se suturan y se lleva la hemorroide a su posición natural. El Hospital Universitario de Bellvitge fue pionero en hacer esta intervención hace dos años y ahora se ha comenzado a practicar en el Hospital Universitario Vall d’Hebron.

Notícies relacionades |Noticias relacionadas | Related news

Comments are closed.

Home | eHub | Email