Unos 2.300 catalanes son sometidos anualmente a esta intervención, consistente en la formación de una abertura en el abdomen para expulsar las heces en una bolsa

El próximo sábado se conmemora el Día Mundial del Paciente ostomizado

El próximo jueves 1 de octubre, la Asociación Catalana de Pacientes Ostomizados, Oncolliga y el Hospital Universitario de Bellvitge organizarán conjuntamente la jornada Vivir con una ostomía. La jornada, que tendrá lugar por segundo año consecutivo en el Hospital Universitario de Bellvitge, será el acto central en Catalunya de la celebración, el sábado 3 de octubre, del Día Mundial del Paciente Ostomizado.

Este año, el objetivo primordial de la jornada será dar voz al paciente, con el fin de conocer de primera mano las dudas y dificultades cotidianas que afronta y ofrecerle respuestas. Montserrat Tegido, enfermera clínica estomaterapeuta del Hospital Universitario de Bellvitge, destaca que vivir con una ostomía “tiene o puede tener afectaciones a nivel de relaciones personales, de relaciones laborales y autoestima; es normal que el paciente al principio se sienta incómodo: hay que ayudarle a superar todas las dificultades de salud, prácticas y psicológicas con la ayuda de profesionales de diversos ámbitos, y bajo la coordinación de la enfermera estomaterapeuta “.

Por este motivo, la jornada tendrá como acto central una mesa redonda con el título Compartimos experiencias que integrará desde cirujanos y enfermeras estomaterapeuta hasta psicólogas clínicas, terapeutas sexuales, oncólogas y también pacientes con una amplia experiencia, todos los cuales dialogarán y darán respuesta a las cuestiones que quieran plantear los asistentes. La jornada se cerrará con una conferencia a cargo de dos psicooncólogas de la Fundació Oncolliga sobre cómo vivir y convivir con una ostomía.

La ostomía es la práctica de una abertura (estoma) en la pared abdominal para dar salida a una víscera que permite expulsar a una bolsa las heces, orina u otras secreciones. Se practica principalmente a causa de enfermedades oncológicas, o de otras enfermedades o alteraciones en el aparato digestivo, los riñones o el aparato urinario. Pueden ser ostomías temporales (en un 40% de los casos), o bien permanentes, si no se consigue restablecer la función del órgano afectado. En Cataluña, se calcula que hay un total de 11.300 personas ostomizadas y que cada año se producen unos 2.300 nuevos casos.

Para ofrecer una atención óptima estos pacientes, es esencial la intervención de una consulta de ostomía a cargo de una enfermera estomaterapeuta. En este sentido, un estudio realizado a nivel de toda España ha demostrado que los pacientes que reciben la atención en enfermería especializada en ostomía mejoran su calidad de vida de manera significativa en relación con los que no la reciben, y que gastan un 70% menos en términos de visitas y de utilización del sistema sanitario.

El Hospital Universitario de Bellvitge es referente al Estado en la vinculación de la enfermera clínica estomaterapeuta con los equipos de atención integral del cáncer colorrectal, del cáncer urológico y de la enfermedad inflamatoria intestinal, así como en la continuidad de los cuidados después de la alta a través de un circuito coordinado con la atención primaria de su territorio de influencia.

Programa de la jornada

Més Notícies | Más Noticias | More news

Comments are closed.

Home | eHub | Email