Pese a su buen pronóstico, ciertos tipos de linfomas cutáneos de células B pueden recaer después de más de 10 años del tratamiento inicial

El estudio colaborativo y multicéntrico Primary cutaneous marginal zone B- cell Lymphoma: Response to treatment and disease -free survival in a series of 137 patients, dirigido por el Dr. Octavio Servitje, del Servicio de Dermatología del Hospital Universitario de Bellvitge, analiza los factores clínicos y biológicos relacionados con la recidiva y la supervivencia libre de recaída de los linfomas primarios cutáneos B de la zona marginal ( LPCZM ), con la serie más numerosa hasta ahora publicada.

El trabajo ha sido publicado en el Journal of the American Academy of Dermatology, y los resultados demuestran que los LPCZM son capaces de recaer a muy largo plazo a pesar de haber logrado una remisión completa inicial, lo que indica la necesidad de un seguimiento continuado. Los pacientes en estadio T3 (lesiones diseminadas) tienen una incidencia de recaídas más elevada y una supervivencia libre de enfermedad más corta que justifica la utilización de terapia sistémica en este grupo concreto de pacientes.

Los linfomas primarios cutáneos representan uno de los grupos más frecuentes de linfomas extraganglionars. Las formas más conocidas son la micosis fungoide y el síndrome de Sézary, pero existen un gran número de entidades derivadas tanto de linfocitos T como B.

Concretamente, los linfomas B de la zona marginal constituyen el grupo más importante de linfomas primarios cutáneos de células B en nuestra población. En general, se trata de linfomas indolentes y el tratamiento suele ser dirigido a la piel (radioterapia y/o cirugía).
 
Puede acceder al abstract del artículo haciendo clic aquí.

Notícies relacionades |Noticias relacionadas | Related news

Comments are closed.

Home | eHub | Email