• El 5% de la población española actual es diagnosticada como paciente crónico complejo.
  • La monitorización de los pacientes crónicos complejos permite realizar intervenciones precoces que evitan reagudizaciones de la enfermedad, reduciendo los ingresos hospitalarios.
  • Las mejoras en la coordinación entre atención primaria y hospitales permiten adoptar decisiones diagnósticas y terapéuticas adecuadas para cada paciente crónico complejo.
  • El nuevo dispositivo de atención urgente, constituido por equipos específicamente formados en atención a la cronicidad, garantiza la continuidad asistencial del paciente en su domicilio durante las 24 horas del día.

Barcelona, ​​2 de septiembre de 2014 – Las enfermedades crónicas causan disfunciones en órganos y sistemas, lo que provoca limitaciones físicas y psíquicas progresivas que dificultan la realización de actividades básicas de la vida diaria. En este sentido, durante el primer año de la puesta en marcha del nuevo dispositivo de atención urgente a los pacientes crónicos complejos, el Hospital de Viladecans ha logrado reducir más de un 3% de ingresos urgentes de pacientes crónicos complejos y bajar en más de un 5% su estancia media. “Son datos muy alentadores, ya que muestran que con el nuevo programa se realiza un abordaje más efectivo para evitar que este tipo de pacientes lleguen a situaciones de urgencia”, explica el Dr. Josep Closas, jefe de sección del Servicio de Medicina Interna del Hospital de Viladecans.

Desde hace un año, se está realizando un nuevo abordaje del paciente crónico complejo en el territorio del Delta del Llobregat a partir de un programa que tiene como objetivo establecer nuevos mecanismos de coordinación entre la atención primaria y los hospitales para ser el máximo de eficientes en el tratamiento de estos pacientes. “El paciente crónico complejo presenta descompensaciones, ingresos y procesos de pérdida de capacidad funcional que pueden ser evitables. En estas personas son muy habituales las situaciones de crisis o necesidades de cuidados continuados, por ello se ha creado un programa que da respuesta de forma individualizada teniendo en cuenta cada caso y situación”, explica la Dra. Mercè Liras, responsable de la Unidad Funcional de Atención a la Cronicidad y Complejidad del Servicio de Atención Primaria Delta del Llobregat.

El 5% de la población española actual es diagnosticada como paciente crónico complejo y se calcula que, hasta su muerte, los hombres vivirán una media de siete años con dependencia y, en el caso de las mujeres, vivirán once. El nuevo programa promueve la hospitalización a domicilio, siempre que sea adecuada, para que el paciente pueda estar en un entorno favorable y gane calidad de vida. Es destacable el rol de la enfermera ‘gestora de casos’, una figura clave que recibe toda la información de cada paciente y hace un seguimiento exhaustivo.

Asimismo, en el ámbito de la atención primaria, se ha constituido un nuevo servicio de atención urgente a domicilio del paciente crónico complejo (SEVIAC), formado por equipos especializados en atención a la cronicidad, el cual garantiza la continuidad asistencial del paciente en su domicilio durante las horas en las que los equipos de atención primaria o de hospitalización domiciliaria no están en funcionamiento (de 20:00 a 8:00 horas, fines de semana y festivos). Este dispositivo no sólo realiza atención integral al paciente en el domicilio, sino que da apoyo al cuidador y responde a cualquier duda existente a través del teléfono.

En el Hospital Universitario de Bellvitge el abordaje de estos pacientes se realiza a través del Programa PREALT. Se coordinan asistencialmente los proveedores del territorio que prestan atención a los pacientes crónicos complejos y frágiles con el desarrollo de nuevos roles profesionales. También, se favorece el desarrollo de iniciativas territoriales que ofrecen servicios asistenciales integrales basados ​​en los recursos existentes, como es el caso del futuro hospital de día que atenderá pacientes procedentes del Servicio de Urgencias para integrarlos en el circuito del paciente crónico complejo. Además, el Hospital de Viladecans y el Hospital Universitario de Bellvitge mantienen reuniones semanales con los especialistas implicados en la enfermedad, así como con los de atención primaria, con el fin de poner en común los aspectos terapéuticos y sociales más adecuados para cada paciente. Así, se consigue una visión clínica integral, terapéutica y social que permite marcar pautas individualizadas de actuación tanto en el ámbito de la medicina primaria como la hospitalaria.

Notícies relacionades |Noticias relacionadas | Related news

Comments are closed.

Home | eHub | Email