Rehabilitación facial en el Hospital Universitario de Bellvitge

Rehabilitación facial en el Hospital Universitario de Bellvitge

El centro es pionero en el tratamiento de una enfermedad con un gran impacto en la vida diaria de los afectados

Mañana se celebra la XXVI Jornada de Actualización en Medicina Física y Rehabilitación

La parálisis facial, una patología que afecta de forma total o parcial los músculos de la cara, será protagonista mañana viernes en la XXVI Jornada de Actualización en Medicina Física y Rehabilitación. El programa también incluye una mesa sobre rehabilitación intervencionista y dos talleres prácticos.

El Servicio de Rehabilitación del Hospital Universitario de Bellvitge, organizador de la jornada, cuenta con una unidad especializada en parálisis facial que es referente en toda Cataluña. La integran la doctora Josefina Junyent, con 20 años de experiencia en el tratamiento de esta enfermedad del sistema nervioso periférico, la doctora Marta Gómez y las fisioterapeutas Nuria Montesinos y Raquel Oller. En la unidad participa un equipo multidisciplinar formado por profesionales de diferentes especialidades: rehabilitación, otorrinolaringología, neurofisiología, oftalmología, cirugía plástica, cirugía maxilofacial y neurocirugía.

En 20 años de historia, la unidad del Hospital Universitario de Bellvitge ha visitado a 5.000 pacientes y ha formado decenas de especialistas que luego han exportado sus conocimientos en parálisis facial en hospitales de todo el Estado.

La parálisis facial es una parálisis total o parcial de los músculos de la cara producida por una alteración del nervio facial. Provoca una deformidad facial con alteración de la función y de la expresión de la cara y tiene un impacto notable en la vida diaria de los pacientes, con consecuencias tanto físicas como psíquicas.

En la unidad de parálisis facial del Hospital Universitario de Bellvitge, el 70% de los casos que se atienden son parálisis de Bell o producidas por el herpes zoster. Otro 20% son parálisis congénitas; parálisis producidas por traumatismos externos; o parálisis producidas tumores de glándula parótida. El 10% son secuelas quirúrgicas del neurinoma del nervio acústico y APC (ángulo pontocerebeloso), meningiomas, etcétera.

Los tratamientos más habituales son la reeducación neuromuscular y las infiltraciones de toxina botulínica. “En los casos en los que ha habido lesión axonal la recuperación no será nunca íntegra, pero lo que se intenta es mejorar la función residual y minimizar las secuelas que se puedan derivar del cuadro clínico”, explica la doctora Josefina Junyent. La unidad de parálisis facial también realiza reeducaciones específicas de pacientes que han sido sometidos a una cirugía reparativa.

Rehabilitación intervencionista

Además de la mesa sobre parálisis facial, la XXVI Jornada de Actualización en Medicina Física y Rehabilitación tendrá una segunda mesa redonda sobre rehabilitación intervencionista (con infiltraciones u ondas de choque, por ejemplo). El programa incluye, asimismo, la asamblea de la Sociedad Catalana de Medicina Física y Rehabilitación y dos talleres prácticos sobre el tratamiento fisioterápico de la parálisis facial y la punción seca cervical.

La Jornada de Actualización en Medicina Física y Rehabilitación se organiza cada año en un centro diferente y aborda los últimos avances en esta especialidad, dirigida a corregir deficiencias que afectan a la capacidad de movimiento, la fuerza o la pérdida de ciertas funciones esenciales del individuo.

10 de marzo de 2016

Més Notícies | Más Noticias | More news

Comments are closed.

Home | eHub | Email