Se ha explicado en una jornada organizada por la Unidad Funcional de Mama del Hospital Universitario de Bellvitge y del Instituto Catalán de Oncología con motivo del día mundial de la enfermedad

Imagen de la jornada sobre cáncer de mama para pacientes

Imagen de la jornada sobre cáncer de mama para pacientes

Hoy en día, sólo un 5-10% de las pacientes son diagnosticadas desde un inicio con un cáncer de mama avanzado o metastásico, pero un 25% de las pacientes que tenían la enfermedad localizada en el momento del diagnóstico acabarán desarrollando metástasis con los años. Últimamente, y gracias a los nuevos tratamientos, se ha mejorado la supervivencia de estas pacientes, que ahora viven más tiempo y con mejor calidad de vida.

Esta es una de las novedades que se han explicado en la jornada “Aprendiendo a vivir con el cáncer: el cáncer de mama avanzado” que ha organizado esta mañana la Unidad Funcional de Mama (UFM) y el Área de cáncer de mama del servicio de Oncología Médica del Hospital Universitario de Bellvitge y del Instituto Catalán de Oncología. Esta es la Unidad multidisciplinar más antigua del Estado y la que tiene un mayor volumen de pacientes de Cataluña.

El acto ha servido para conmemorar el Día Mundial Contra el Cáncer de Mama, que se celebra hoy 19 de octubre. Durante la jornada, que ha reunido pacientes y familiares en el ICO L’Hospitalet, se ha explicado cómo se producen las metástasis, como se trata el cáncer de mama avanzado y se ha llevado a cabo una mesa redonda con profesionales de diferentes ámbitos (médicos, investigadores, enfermeras, psicooncólogo y trabajadora social) y dos pacientes con cáncer de mama avanzado, para reflejar la importancia del abordaje integral y del tratamiento multidisciplinar de estas pacientes.

Tratamiento del cáncer de mama avanzado o metastásico

Sólo un 5 o 10% de las pacientes de cáncer de mama se les diagnostica desde un inicio un cáncer avanzado, aunque con el tiempo un 25% del total de pacientes termina haciendo metástasis. Esto se debe a que las células tumorales tienen la capacidad de diseminarse y crecer en otros órganos, como huesos, hígado y pulmones.

En la mayoría de casos, el cáncer de mama metastásico no se puede curar, ya que la célula tumoral se hace resistente a los tratamientos. El objetivo del tratamiento, pues, es alargar la esperanza de vida de estas pacientes, con la mejor calidad posible.

Es por ello que se utilizan diferentes tipos de tratamiento dirigidos al tipo de tumor y de forma secuencial, es decir, una vez se acaba la eficacia de un tratamiento (porque las células se hacen resistentes), se n inicia otro. Así, se consigue evitar toxicidades y aumentar la supervivencia de las pacientes.

Hoy en día, y gracias a la investigación, los tratamientos con mejores resultados están siendo los fármacos anti HER2, los inhibidores de las ciclinas, de mTOR y algún nuevo fármaco quimioterápico como la eribulina. Según el tipo de tumor, la localización de la metástasis y las características de la paciente, se pueden utilizar también cirugía o radioterapia.

Aumento de la supervivencia

Según datos de las pacientes tratadas en el ICO en los últimos años, se ve un claro aumento de la supervivencia a los 5 años del diagnóstico de la metástasis. La supervivencia de estas pacientes se ha casi doblado, pasando del 20% al 38% en los últimos 20 años.

Por otra parte, según datos del programa estadounidense “Surveillance, Epidemiology and End Results” (SEER), publicadas recientemente en un informe en la revista JAMA, la supervivencia en cáncer metastásico ha mejorado y es cada vez más prolongada: a los 10 años, la supervivencia es de casi el 10%. Este estudio ha incluido más de 20.000 mujeres con cáncer de mama en estadio IV.

19 de octubre de 2016

Més Notícies | Más Noticias | More news

Comments are closed.

Home | eHub | Email