La desinformación generada por algunos sindicatos provoca una situación de malestar innecesario a los pacientes ubicados en plantas que está previsto cerrar durante el verano.

Los 13 pacientes que se niegan a abandonar las plantas están recibiendo la misma asistencia y servicios de hostelería que el resto de pacientes del hospital y en ningún caso se les obligará a hacer nada que no quieran.

En relación a las denuncias realizadas por varios sindicatos, el Hospital Universitario de Bellvitge desmiente rotundamente que haya ninguna situación de “atrincheramiento” en el centro. La situación es de normalidad y todos los pacientes pueden desplazarse libremente, si su situación clínica lo permite. Todos los servicios hoteleros se están desarrollando con normalidad y, evidentemente, no se obliga a nadie a hacer nada en contra de su voluntad. El Hospital lamenta el ruido y la desinformación que algunas organizaciones sindicales, por intereses particulares, están ofreciendo a pacientes y familiares ubicados en plantas que está previsto cerrar durante los meses de verano. Este hecho está provocando una situación de malestar innecesario para los enfermos y también para los profesionales.

La reordenación de la actividad quirúrgica en verano es un hecho habitual en la planificación asistencial de cualquier hospital. Esta planificación, que garantiza en todo momento la atención de los pacientes, tiene en cuenta la disminución de la demanda de operaciones de cirugía programadas. Asimismo, permite que los profesionales disfruten de sus vacaciones reglamentarias y hacer obras de mantenimiento y mejora.

La planificación de verano de este año comenzó, como otros años, con la reducción progresiva de una unidad de hospitalización a partir del puente de San Juan. La primera unidad de hospitalización quedó cerrada hace unos días y, en estos momentos, están en proceso de cierre tres unidades más, donde están ingresados ​​un total de 13 pacientes que se niegan a ser trasladados a otras unidades de referencia. La prioridad del Hospital, más allá de opiniones y juicios, es salvaguardar la atención de calidad y la seguridad de sus pacientes. En este sentido, incluso se están destinando más recursos de enfermería de los previstos para garantizar la asistencia de estos 13 pacientes.

Después del fin de semana, el Hospital tenía hoy en Urgencias 23 pacientes pendientes de ser trasladados a una planta de hospitalización. Hoy también han ingresado 31 pacientes a quienes se les debe realizar una intervención quirúrgica programada. Ninguna operación programada para hoy ha sido cancelada. En estos momentos, los pacientes procedentes del área de urgencias y los programados-un total de 54 pacientes-tienen una cama disponible, restando alguna cama más libre para la atención continuada.

Las buenas prácticas en gestión hospitalaria determinan que el hospital tenga dispositivos flexibles para hacer frente a una punta de demanda urgente. El hecho de disponer de camas de hospitalización desocupados sería malgastar recursos sin aportar servicio a la población. Hoy, por ejemplo, se han abierto 12 camas en la unidad de pre-ingreso urgente quirúrgico, que tienen precisamente la función de absorber un aumento puntual de demanda. Este dispositivo se cerrará cuando deje de ser necesario.

Es relevante destacar que este verano el Hospital de Bellvitge aumentará un 2,8% el número de sesiones de quirófano respecto al mismo período del año anterior. Con esta optimización de recursos se podrán llevar a cabo un mayor número de intervenciones quirúrgicas en relación a los meses de julio y agosto de 2013 con una menor necesidad de camas de hospitalización, también motivada por la disminución de la estancia media en un 9 , 41% respecto al año anterior.

Més Notícies | Más Noticias | More news

Comments are closed.

Home | eHub | Email