La regeneración de células beta pancreáticas puede mejorar el manejo de la diabetes

La regeneración de las células beta pancreáticas es una opción terapéutica para la diabetes que podría mejorar el manejo de la enfermedad de muchos pacientes actualmente tratados con inyecciones de insulina. Uno de los principales retos es la manera de obtener células beta. Algunos de los procedimientos en fase avanzada de investigación son la regeneración de células beta de progenitores endógenos, la regeneración a través de la transdiferenciación de otros tipos de células pancreáticas, y la diferenciación de células madre. Asimismo, algunos equipos intentan diferenciar células madre de otros tejidos. Todos estos métodos tienen como objetivo conseguir una cantidad ilimitada de células para trasplantes. En casos muy complicados de diabetes, ya se utiliza el trasplante de células beta productoras de insulina, si bien el tejido de donantes fallecidos disponible es muy escaso.

En este sentido, tras la celebración de la 49 ª Reunión Anual de la Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes (EASD), que reunió 20.000 diabetólogos en Barcelona, del 27 al 29 de septiembre se organizó un simposio más específico en Sitges sobre los avances recientes en el campo de la medicina regenerativa con células beta pancreáticas y la regulación genética que fue coordinado por el Dr. Eduard Montanya, jefe de sección del Servicio de Endocrinología del Hospital Universitario de Bellvitge, y el Dr. Jorge Ferrer, jefe de Programación Genómica de Células Beta y Diabetes del IDIBAPS y catedrático del Imperial College London.

Otro tema destacado fue la regulación del genoma en células productoras de insulina. Esto tiene implicaciones en el campo de la medicina regenerativa, ya que, modificando la expresión del genoma, se podría controlar la diferenciación celular. También son importantes los resultados de los estudios GWAS (Genome – Wide Association Studies), para analizar en detalle las susceptibilidades genéticas que faciliten terapias para pacientes con diabetes. Durante el simposio, se presentaron estudios aún no publicados que demuestran cómo las varacions o mutaciones en secuencias del genoma que afectan a la regulación del gen pueden llevar a la diabetes o la obesidad.

La reunión fue un éxito de convocatoria, con más de 200 asistentes procedentes de Europa, Estados Unidos, Japón, Australia y Sudáfrica, y dedicados tanto a la investigación básica y clínica como a la investigación traslacional interdisciplinaria.

Notícies relacionades |Noticias relacionadas | Related news

Comments are closed.

Home | eHub | Email