La aplicación de la inteligencia artificial en la medicina tiene un enorme potencial y puede permitir optimizar tratamientos médicos, según coinciden en afirmar los especialistas. Varios equipos están dando los primeros pasos para que los pacientes que necesitan diálisis mejoren su calidad de vida gracias a esta “capacidad” de los ordenadores de tomar decisiones inteligentes o, cuando menos, de comportarse como si tuvieran una inteligencia parecida a la humana. Algunos de estos expertos explicaron su experiencia en el simposio I Reunión de Ciencia y Diálisis: Inteligencia Artificial, Bellvitge First Science for Dialysis Meeting: Artificial Intelligence.

La Dra. N.Montero, Carlo Barbieri; el Dr. M. Hueso, Alfredo Vellido, Anders Jonsson y el Dr. J.M. Cruzado al final de la jornada

Según explicó Anders Jonsson, jefe del Grupo de Investigación en Inteligencia Artificial y Aprendizaje Automático de la Universidad Pompeu Fabra, algunos de los ámbitos médicos en que estas técnicas serán de gran ayuda en un futuro próximo son la sepsis, la segmentación y clasificación de las imágenes diagnósticas, los ensayos de terapias contra el cáncer y el estímulo preventivo para la epilepsia.

Los algoritmos no sustituirán a los médicos

Según dijo Johnsson, “los algoritmos de aprendizaje automático no podrán sustituir a los médicos, pero la inteligencia artificial realizará mejor determinados tipos de tareas, tales como algunas funciones del diagnóstico por la imagen”.

En la misma línea, Alfredo Vellido, del Departamento de Ciencias de la Computación de la Universidad Politécnica de Cataluña, ha precisado que “no es cuestión de plantearse si las máquinas acabarán sustituyendo los radiólogos, porque no será así, sino de plantearse como se hará para que los médicos y la inteligencia artificial colaborar eficazmente en muchos ámbitos”.

Carlo Barbieri, de Fresenius Medical Care, ha presentado los resultados positivos que ha obtenido un sistema de inteligencia artificial para ayudar a controlar la anemia en pacientes en tratamiento de hemodiálisis. Por su parte, Manuel Angoso, del Hospital Virgen del Consuelo de Valencia, ha explicado una tecnología que decide la cantidad de líquido que hay que extraer en la diálisis en función de una monitorización continua de varios parámetros.

Miguel Hueso, nefrólogo del Hospital Universitario de Bellvitge y uno de los organizadores de la reunión, expuso las prestaciones que los nefrólogos desearían de la inteligencia artificial para contribuir a la mejora de los tratamientos. En este sentido, asociados a biosensores que permitan una monitorización permanente de los pacientes, los algoritmos de aprendizaje automático podrían modificar pautas de tratamiento mucho antes que los médicos, en el mismo momento en que detecte la necesidad, y salvar, así, muchas vidas.

Nuria Montero, nefróloga del Hospital Universitario de Bellvitge y coorganizadora de la reunión, destacó que “trabajar con aparatos médicos que aprendan de la experiencia y que decidan por su cuenta ante un hecho inesperado será una revolución -con muchas implicaciones tanto para nosotros como para los pacientes- para la que debemos estar preparados”.

La diálisis es uno de los ámbitos donde esta tecnología genera muchas expectativas ya que, según destacan los especialistas, “es una terapia que da vida, pero una vida de mala calidad que estos sistemas podrían mejorar”. Los pacientes en tratamiento de hemodiálisis deben acudir tres veces por semana al centro médico a someterse a sesiones de unas cuatro horas de duración. Entre los avances que ya son una realidad en ensayos clínicos en Estados Unidos y otros países están los dializadores portátiles. Según estos expertos, el control mediante la inteligencia artificial se podría desarrollar de manera vinculada a estos nuevos dispositivos.

De acuerdo con el Registro de enfermos renales de Cataluña, actualmente hay unos 4.700 pacientes sometidos a un tratamiento de hemodiálisis y diálisis peritoneal y cada año más de 1.000 enfermos nuevos se incorporan a estas terapias de sustitución de la función de los riñones.

22 de septiembre

Notícies relacionades |Noticias relacionadas | Related news

Comments are closed.

Home | eHub | Email