- ¿Qué encontramos detrás del acrónimo VxL?

Pues un programa que pretende que las personas que están aprendiendo a hablar catalán o que no cuentan con un entorno para practicarlo puedan tener un espacio para hacerlo con otra persona, un voluntario, que cede parte de su tiempo para conversar en catalán con ellos.

- No se trata de una iniciativa nueva …

La Dirección General de Política Lingüística puso en marcha el programa Voluntariado por la lengua (VxL), gestionado territorialmente por el Consorcio para la Normalización Lingüística (CPNL), hace 15 años. Desde entonces, se han creado, aproximadamente, 115.000 parejas lingüísticas.

- ¿Cómo valora esta cifra de parejas alcanzadas?

Se puede hablar de un modelo de éxito muy claro. Las valoraciones que recogemos periódicamente tanto de aprendices como de voluntarios son muy positivas y destacan el enriquecimiento que para ellos ha supuesto el contacto interpersonal, y no únicamente por el hecho de hablar en catalán. De hecho, de muchas parejas lingüísticas han surgido verdaderas amistades duraderas. También se ha dado el caso de aprendices que después han sido voluntarios o parejas que han alargado su relación de conversación más allá de las 30 horas previstas inicialmente.

- Se destacan también otras ventajas que conlleva participar en el VxL …

Cada uno de los participantes recibe un carné de voluntario o aprendiz que les permite obtener ventajas en diversos equipamientos culturales y establecimientos de toda Cataluña, como descuentos en museos y teatros, el Palau de la Música, la Biblioteca de Cataluña … También tienen descuentos en la red de albergues de Cataluña, entre otros.

Cèlia Nomen, dinamizadora del VxL del Centre de Normalització Lingüística (CNL) de l’Hospitalet de Llobregat

- ¿Por qué el Hospital de Bellvitge  puede ser un espacio idóneo para la creación de parejas lingüísticas?

El Hospital de Bellvitge es un lugar donde trabaja mucha gente, que, además, pasa muchas horas en equipos o grupos en los que la conversación es parte habitual del ritmo de trabajo. Pensemos en un ejemplo que es fácil que se produzca: dos compañeros / as de servicio, uno catalán y otro que puede haber llegado de cualquier punto del Estado para hacer la residencia o para trabajar como especialista. Se ponen de acuerdo, se apuntan como pareja lingüística y aprovechan guardias, desayunos o comidas en la cafetería para charlar en catalán, más o menos, 1 hora semanal, que pueden hacer en más de una tanda.

- Lo cierto es que hay muchos incentivos para participar …

Estoy segura que todos los que participéis saldréis muchos satisfechos de la experiencia. Déjame decir también que para inscribirse sólo hay que rellenar el formulario de inscripción que se encuentra en diferentes puntos del hospital y depositarlo en las pequeñas urnas de cartón que hay en estos mismos puntos. Después ya me pondré en contacto con vosotros. Si tenéis cualquier duda, me la podéis hacer llegar por correo electrónico (vxl.lhospitalet@cpnl.cat) o bien por teléfono (93 440 65 70).

23 de marzo

Notícies relacionades |Noticias relacionadas | Related news

Comments are closed.

Home | eHub | Email