• En España existen más de 4.000 pacientes de ELA y anualmente se diagnostican unos 900 casos.
  • El Hospital Universitario de Bellvitge celebra la V Jornada de Actualización en ELA, en la que se abordará el estado actual de la investigación de nuevos modelos animales de identificación de dianas terapéuticas con expertos nacionales e internacionales.
  • La investigación en ELA en Cataluña requiere un trabajo en red con centros punteros de todo el mundo en diversas líneas de investigación básica.
  • El abordaje multidisciplinar de la ELA consigue duplicar la supervivencia de los pacientes que la padecen.

La esclerosis lateral amiotrófica (ELA) es una enfermedad neurológica degenerativa de evolución rápida. Esta provoca la pérdida de las neuronas motoras del córtex cerebral, el tronco del encéfalo y el asta anterior de la médula espinal. La ELA genera una discapacidad física progresiva, aunque, generalmente, las funciones intelectuales de los pacientes no se ven afectadas. Los tratamientos existentes actualmente mejoran la calidad de vida y prolongan la supervivencia de los pacientes, aunque la investigación es un factor clave para diseñar tratamientos más paliativos que permitan mejorar aún más su pronóstico de vida.

En este sentido, el Hospital Universitario de Bellvitge celebra la V Jornada de Actualización en ELA, el próximo viernes 20 de junio con Motivo del Día Mundial de la ELA (21 de junio). “Hasta ahora se ha comprobado que las terapias que funcionan en los modelos animales actuales fracasan repetidamente a la hora de ser trasladadas a los humanos. Es por ello que las investigaciones actuales se centran en la búsqueda de un nuevo modelo animal para realizar estudios etiopatogénicos y ensayos en fase preclínica con el objetivo de demostrar la eficacia del fármaco”, explica la Dra. Mónica Povedano, responsable de la Unidad Funcional de ELA y Otros Enfermedades de la Motoneurona del Hospital Universitario de Bellvitge.

La jornada contará con la participación del grupo de investigación formado por el Prof. Wim Robberecht y el Prof. Ludo Van den Bosch, del Vesalius Research Center de Lovaina (Bélgica), uno de los más reconocidos mundialmente en su ámbito. Concretamente, el Prof. Robberecht dirige una línea continua de investigación que va desde la tarea de cribado e identificación de nuevos objetivos de intervención en un modelo animal, hasta la exploración del potencial terapéutico de los objetivos más prometedores y su validación final en pacientes. Su principal colaborador, el Prof. Ludo Van den Bosch, presentará el estado actual de estas investigaciones.

Otro aspecto relevante de la Jornada es la mesa redonda donde los responsables de varios proyectos de investigación básica sobre la ELA en Cataluña explicarán sus investigaciones. Todos estos grupos trabajan en red con otros centros punteros de todo el mundo y, entre otros, investigan temas como la toxicidad neuronal y su papel en la muerte de las neuronas motoras, la identificación de biomarcadores para el diagnóstico precoz y el seguimiento de la evolución de la enfermedad, o el estudio de nuevas dianas terapéuticas en la estructura de la neurona motora. “La metabolómica es un biomarcador que indica la progresión de estratificación de la enfermedad lo que nos ayuda en la mejora del conocimiento de la ELA. Asimismo, permite conocer en profundidad el seguimiento de efectividad de un fármaco en ensayo”, afirma la Dra. Povedano.

Anualmente, en España se diagnostican aproximadamente unos 900 casos de ELA, con un número total de 4.000 personas afectadas. La Unidad Multidisciplinar de Atención a la ELA del Hospital Universitario de Bellvitge es la que trata más pacientes en España. Los datos demuestran que los hospitales que ofrecen un tratamiento multidisciplinar de la ELA duplican la supervivencia de sus pacientes en comparación con los que sólo disponen de un Servicio de Neurología. “En la Unidad Multidisciplinar de ELA del hospital aparte de abordar de la manera más eficaz el diagnóstico y tratamiento de las diversas complicaciones, se realiza un seguimiento continuado a nivel psicosocial, emocional y funcional del paciente”, asegura la Dra. Povedano. La ELA no es sólo un fenómeno clínico, es una enfermedad que afecta a la persona desde todos los puntos de vista. “Tan importantes son los aspectos clínicos como abordar y comprender el difícil proceso de aceptación por parte del paciente de una enfermedad que hoy por hoy es de evolución rápida e irreversible, o bien la noción del tiempo que tiene el enfermo, muy distinta a la que puede tener el médico o el investigador”, añade.

Notícies relacionades |Noticias relacionadas | Related news

Comments are closed.

Home | eHub | Email