El control de la presión arterial y de la glucemia aporta datos directamente relacionados con el riesgo de sufrir un ictus

El jueves 27 de octubre, el Hospital Universitario de Bellvitge (HUB) participará activamente, por cuarto año consecutivo, en la campaña de concienciación sobre la necesidad de prevenir e identificar rápidamente los síntomas de un ictus. El Día Mundial del Ictus se celebra el sábado 29 de octubre.

A lo largo de toda la mañana, los visitantes del hospital que así lo deseen podrán hacer controles de la presión arterial y de la glucemia, dos parámetros que están directamente relacionados con el riesgo de sufrir un ictus. Las personas que en estas pruebas muestren un riesgo elevado de padecer la enfermedad se podrán hacer, además, una ecografía Doppler para comprobar el estado de las arterias. Aparte de esto, también se ofrecerá información general sobre la enfermedad y la manera de reconocer sus síntomas.

La Unidad de Ictus del Hospital Universitario de Bellvitge es referente en Cataluña en el tratamiento de los ictus complejos. En 2015 ingresaron más de 400 pacientes con esta enfermedad, que vanos ser atendidos por los profesionales del centro con los dispositivos más avanzados. El HUB es uno de los tres centros de referencia del ICS para el tratamiento del ictus mediante neurorradiología intervencionista, y coordina en su área de influencia la red Teleictus, que permite ofrecer asistencia por videoconferencia a las urgencias de varios hospitales comarcales.

El ictus es uno de los principales problemas de salud pública en nuestro país y en todo el mundo. En Cataluña, cada año sufren esta enfermedad más de 13.000 personas. Es la primera causa de muerte de las mujeres catalanas y la tercera de los hombres, y también el primer motivo de discapacidad médica en adultos. Aunque afecta principalmente población de edad avanzada, hay que recordar una cuarta parte de los afectados son menores de 65 años.

El abordaje del ictus se beneficia de manera clara de un diagnóstico y un tratamiento inmediatos. La puesta en marcha en Cataluña, en 2006, del Código ictus -un sistema de organización de las emergencias específicamente pensado para esta enfermedad-, ha permitido reducir el tiempo que transcurre entre el primer síntoma y el inicio del tratamiento, lo que ha permitido disminuir de manera importante la mortalidad.

Por otra parte, en el transcurso de 2015 se han incrementado en más de un 50% los tratamientos trombolíticos y endovasculares en casos de ictus, en buena parte como consecuencia de los buenos resultados obtenidos por ensayos clínicos como el REVASCAT. Este estudio, en el que participó el HUB, ha probado la mayor eficacia de la trombectomia mecánica (desobstrucción de las arterias mediante dispositivos de nueva generación introducidos por microcatèters) para el tratamiento de los ictus más complejos.

Una de las principales consecuencias de la aplicación de estos tratamientos es la reducción de la mortalidad por ictus y la mejora del pronóstico funcional que debe facilitar la recuperación y rehabilitación del paciente.

El ictus, junto con las lesiones médulares y cerebrales traumáticas, será el eje temático de la edición número 25 de La Marató de TV3, que se llevará a cabo el 18 de diciembre.

26 de octubre de 2016

Notícies relacionades |Noticias relacionadas | Related news

Comments are closed.

Home | eHub | Email