El cerebro de los pacientes bilingües catalán-castellano presenta espacios específicos para cada lengua

La organización cerebral en pacientes bilingües catalán-castellano no sigue un modelo de solapamiento estricto de las dos lenguas, como se podría inferir de algunos estudios previos, sino que tiene espacios comunes pero también espacios específicos para cada una de ellas. Por tanto, en todo proceso neuroquirúrgico resectiu por ejemplo, para extirpar un tumor- en el hemisferio cerebral dominante donde se ubican las principales áreas de lenguaje, es necesaria la identificación intraoperatoria selectiva de las dos lenguas que habla el paciente con el fin de conseguir una correcta preservación de ambas.

Esta es la conclusión principal de la tesis doctoral Organización cortical en el cerebro bilingüe catalán-castellano y su aplicación a la resección de lesiones expansivas cerebrales, que el Dr. Andreu Gabarrós, jefe del Servicio de Neurocirugía del Hospital Universitario de Bellvitge, defendió el pasado 20 de enero en la Universidad de Barcelona, ​​en una sesión que tuvo lugar en la sala de actos del Hospital. La tesis doctoral, dirigida por el Dr. Juan José Acebes y el Dr. Gerard Conesa, obtuvo la calificación de sobresaliente cum laude.
El trabajo se hizo en base al análisis detallado de las exploraciones y estudios preoperatorios, intraoperatorios (mapeo cerebral) y postoperatorios de 35 pacientes intervenidos entre los años 1999 y 2008 en el Hospital Universitario de Bellvitge que cumplían con todos los criterios de inclusión en el estudio, entre los cuales los de ser personas diestras, bilingües catalán-castellano, y portadoras de lesiones cerebrales ubicadas en el hemisferio dominante, todas ellas intervenidas despiertas para la realización de un mapeo cerebral de lenguaje, imprescindible para delimitar zonas funcionales durante la resección. Es la serie más larga y homogénea al respecto estudiada hasta ahora en el mundo.
Estos pacientes mostraron un 50% de lugares comunes de lenguaje y un 50% de puntos específicos para cada lengua, sin predominio significativo del catalán o castellano. Entre otras muchas informaciones, el trabajo indica que los pacientes con puntos de lenguaje compartido más cercanos a la lesión tuvieron una mejor evolución que aquellos con la lesión más cercana a puntos de lenguaje específicos, enfatizando la importancia de preservar, durante la resección, cada punto de lenguaje identificado durante el proceso de mapeo.
Esta tesis doctoral del Dr. Andreu Gabarrós contó con colaboraciones significativas de la Dra. Montserrat Juncadella y demás profesionales del área de neuropsicología, así como de miembros del Servicio de Anestesiología y Reanimación, y el conjunto del equipo médico y enfermero del Servicio de Neurocirugía.
Notícies relacionades |Noticias relacionadas | Related news

Comments are closed.

Home | eHub | Email