El Dr. Carlos Torrecilla, jefe de la Unidad de Litiasis del Servicio de Urología del Hospital Universitario de Bellvitge, coordina el estudio “Doble J”, pionero internacionalmente, para evaluar el uso combinado de un dispositivo médico y un nutracéutico en el control del pH urinario e inhibir la cristalización con el fin de prevenir la calcificación de los catéteres doble J y reducir el número de complicaciones asociadas.

“La calcificación de un catéter doble J implantado puede convertir su extracción en una intervención compleja y de riesgo, mientras que cuando hay ausencia de incrustaciones es una operación que dura unos minutos”, explica el Dr. Torrecilla, investigador principal del ensayo.

Cada año se implantan en España 90.000 catéteres doble J, aproximadamente un 25% de los cuales generan complicaciones. La calcificación es una de las causas más comunes que pueden conducir a la obstrucción y incrustració del catéter y a un mayor riesgo de infecciones o la imposibilidad de expulsar la orina.

El ensayo está impulsado por Devicare, y en él participan, además del Hospital Universitario de Bellvitge, el Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla, el Hospital Universitario La Fe de Valencia, el Hospital Universitario La Paz de Madrid, el Hospital Universitario Río Hortega de Valladolid, el Hospital Universitario de San Cecilio de Granada y el Hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo.

17 de abril de 2018

Més Notícies | Más Noticias | More news

Comments are closed.

Home | eHub | Email