Más del 50% de los pacientes ancianos ingresados ​​por insuficiencia cardíaca descompensada muestran alguna discapacidad en la vida diaria

Más del 50% de los pacientes ancianos ingresados ​​por insuficiencia cardíaca descompensada muestran alguna discapacidad en la vida diaria